como recuperar el pelo dañado

CÓMO RECUPERAR EL PELO DAÑADO

Desde el secado y el rizado hasta el alisado y la permanente, nuestro cabello tiene que lidiar con mucho calor cada día.

Las herramientas de peluquería, como las planchas, secadores o cepillos de aire, pueden hacer que el cabello se vea más suave, pero con el tiempo, los daños causados por el calor pueden hacer que las hebras se sequen, se apaguen y se vuelvan quebradizas.

Y cuando te tiñes o tratas químicamente tu cabello, el daño es aún peor porque va acompañado de los efectos de los productos químicos utilizados para conseguir el color deseado.

Cuando un mechón de cabello se expone al calor, la cutícula exterior -la capa protectora del cabello– comienza a romperse y la médula, la parte más fuerte del cabello, queda expuesta.

Esto provoca una pérdida de melanina (color) en el cabello y una disminución de la nutrición, lo que lleva a un cabello visiblemente roto, seco y a veces incluso más encrespado.

Por desgracia, ningún tipo de cabello es inmune a los daños causados por el calor, desde el más rizado hasta el más liso.

Pero no importa la textura de tu cabello, hay muchas maneras de reducir el daño causado por el calor sin tener que dejar de lado nuestros queridos aparatos de peinado.

Aquí tienes algunos consejos para saber cómo recuperar el pelo dañado por el exceso de calor y el uso de algunos productos de dudosa calidad.

CORTARSE EL PELO REGULARMENTE

A primera vista, no parece que recortar el cabello ayude a prevenir los daños causados por el calor, pero la realidad es que cuanto más sano esté el cabello, menos daño hará el calor.

Cuando el pelo empieza a romperse o a partirse, se abrirá paso más arriba en el tallo del pelo hasta el punto de que tienes todos estos pelos cortos que antes no tenías.

cortar pelo

Puedes prevenirlo recortando tu cabello incluso una vez cada varios meses, aunque los estilistas recomiendan hacerlo cada ocho o doce semanas.

UTILIZAR UN CHAMPÚ DE CALIDAD

Utilizar un champú y un acondicionador de alta calidad para hidratar el cabello y facilitar su peinado.

Después del champú y del acondicionamiento, utiliza un spray ligero o un spray desenredante para añadir fuerza y protección extra a tu cabello.

SÉCATE EL PELO AL AIRE SIEMPRE QUE PUEDAS

El secado al aire puede llevar un poco más de tiempo, pero a largo plazo, protegerá tu cabello de daños graves, incluso si lo haces una o dos veces por semana.

Si tienes el pelo rizado de forma natural y quieres llevarlo liso o muy liso, se recomienda secar primero el pelo y luego aplicar una plancha a los mechones recién secados.

Para minimizar el riesgo de dañar el cabello, te recomiendo la plancha Dyson Corrale que mantiene una temperatura durante el alisado.

También puedes probar con peinados que no requieran calor, como trenzas o incluso un moño desordenado.

UTILIZA UN CALOR MODERADO

peligro plancha pelo

Uno de los mayores errores que se cometen al utilizar la plancha es poner la temperatura demasiado alta.

Para la mayoría de los tipos de cabello, el mejor ajuste es de 150ºC a 200ºC, aunque las texturas más rígidas y gruesas pueden necesitar más temperatura.

Es mejor hacer unas cuantas pasadas con la plancha en un ajuste de calor bajo que una o dos en un ajuste muy alto.

SIEMPRE QUE PUEDAS USA UN PROTECTOR TÉRMICO

Antes de calentar el cabello, incluso con un secador normal, siempre se recomienda utilizar un protector térmico que cree una barrera entre el tallo del cabello abierto y el calor.

Un producto adecuado sería un spray de peinado térmico. Rocía un par de veces sobre el cabello húmedo y luego utiliza un peine de púas anchas para distribuirlo desde las raíces hasta las puntas.

APLICA MASCARILLA PARA EL CABELLO

Si te peinas con frecuencia con calor, utilizar una mascarilla capilar al menos una vez a la semana es una de las mejores maneras de acelerar la recuperación del cabello.

Tienes varios tipos de mascarillas en el mercado con precios muy asequibles. Te recomiendo las mascarillas que se aplican con el pelo húmedo porque suelen ser siempre bastante más eficientes.

INVIERTE EN UN BUEN SECADOR Y CEPILLO

Esta es una de las formas más fáciles de limitar el daño a tu cabello. Un buen secador con una buena boquilla, como el Dyson Supersonic, te ayudará a no trabajar tanto y durante tanto tiempo con tu cabello porque tarda menos y, por lo tanto, aplica menos calor.

Secador Dyson Supersonic

También se recomienda utilizar un cepillo de cerdas, porque no se calienta tanto como un cepillo de cerámica o metal.

Si no sabías cómo recuperar el pelo dañado, bien por un mal uso de los aparatos más habituales o por aplicar ciertos productos no muy recomendados, espero que estos consejos te ayuden a tener más claro cómo cuidarlo y tenerlo más vivo que nunca.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 2 Promedio: 5)

Aquí tienes otros artículos para ti 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.